mail1 mail1 mail1 unmsm  
  • Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
  • 619-7000Anexo4002

PERFIL PROFESIONAL DEL ARQUEÓLOGO 

En la estructura de una propuesta curricular, el perfil del egresado de la EAP de Arqueología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos traduce la intencionalidad formativa e innovadora del currículo, se ocupa de la caracterización de cómo las autoridades de la Universidad desean que los alumnos posean conocimientos y aptitudes al concluir su proceso de formación profesional. Al respecto, el perfil ofrece la siguiente información básica que el egresado debe poseer: conocimientos, habilidades, destrezas, valores y actitudes.

 El egresado de la EAP de Arqueología de la UNMSM es un profesional altamente calificado, conocedor de los métodos y técnicas modernos del quehacer arqueológico.

Profundo conocedor de la teoría y las diversas corrientes arqueológicas. Igualmente, está enterado de la legislación y dispositivos normativos vigentes, destinados a la salvaguarda y defensa de nuestro patrimonio cultural.

Es un profesional competente para realizar trabajos de investigación en diversos yacimientos arqueológicos. Está capacitado para analizar e interpretar en gabinetes y laboratorios los materiales procedentes de sus excavaciones. Elabora secuencias culturales de carácter diacrónico y establece correlaciones sincrónicas con otras regiones y áreas culturales, como la base para explicaciones históricas.

El arqueólogo egresado de la EAP de Arqueología de la UNMSM es un profesional que está capacitado para realizar las funciones siguientes:

Función de investigador en el ámbito de la Arqueología. Realiza investigación en sitios arqueológicos o con materiales arqueológicos en el marco de proyectos de investigación debidamente autorizados y financiados. Resuelve problemas en la salvaguarda y protección de un sitio arqueológico que constituya patrimonio cultural de la nación, ya declarado o por declarar. Defiende nuestro patrimonio arqueológico sustentando y/o aplicando el tenor de los dispositivos legales vigentes.

Función de evaluador. Aplica diversas técnicas de evaluación en los sitios arqueológicos objeto de impacto o en peligro de destrucción ocasionado por proyectos de desarrollo u obras públicas. Está en condiciones de proponer soluciones que protejan el patrimonio arqueológico frente a las exigencias de dichos proyectos. En última instancia, conoce las técnicas de rescate y salvataje de sitios arqueológicos siendo consciente que su aplicación es un último recurso, no una práctica cotidiana.

Función de consultor y/o asesor, en proyectos de desarrollo urbano, agrícola, vial o minero, turístico y otros que afecten nuestro patrimonio arqueológico.

Función de gestión y administración, en la administración y dirección de entidades estatales vinculadas al patrimonio cultural de la nación, museos arqueológicos nacionales  o privados, museos de sitio, sitios arqueológicos y colecciones arqueológicas.

Función docente. Planifica, organiza y desarrolla cursos de su especialidad en universidades en las áreas de Pre-Grado y Post-Grado, y participar activamente en congresos, simposios nacionales e internacionales al integrar la comunidad arqueológica mundial.