mail1 mail1 mail1 unmsm  
  • Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
  • 619-7000Anexo4002

AULA VIRTUAL

BIBLIOTECA

POSGRADO

FONDO EDITORIAL

1. El país ha sido testigo en los últimos días de un capítulo más, oprobioso como varios de los anteriores, de la gravísima crisis institucional que nos conmociona hace algo más de un año. En la lucha anti corrupción ha quedado demostrado que la élite mafiosa que nos ha gobernado en las últimas décadas, está dispuesta a todo con tal de que se preserve la impunidad de que ha gozado a costa del pueblo peruano.

 2. Esta situación debe terminar. En medio de la corrupción es imposible el desarrollo y menos aún el bienestar de los peruanos. Nuestro apoyo y nuestra solidaridad, por ello,a esos valientes y honrados fiscales del grupo de investigación denominado Lava Jato: Rafael Vela y José Domingo Pérez. En ellos se retrata la juventud estudiosa que quiere un Perú mejor. Pero también nuestro apoyo al Señor Presidente de la República Ing. Martín Vizcarra que, en este aspecto, con mano firme conduce el gobierno en funciones y ha lanzado iniciativas de reforma política que buscan mejorar sustantivamente la representación nacional.

3. Pero, siendo muy importante, no nos podemos quedar en la reforma institucional. Es urgente avanzar en la lucha contra la pobreza, la informalidad laboral y la defensa de los derechos sociales de la población. Hay necesidad de enfrentar frontalmente la precaria inversión en nuestros sistemas de salud y educación pública, que colocan todos ellos al Perú (si observamos la relación gasto social/% del PBI) a la cola de América Latina.

4. Esa despreocupación por el Perú y los peruanos la sentimos todos los días en una universidad púbica como San Marcos, sometida a los magros presupuestos que nos da el Estado y a la voluntad de algún burócrata de turno. Por más reformas institucionales que se hagan si no se empieza por enfrentar esta emergencia social y este desprecio por la educación pública será imposible mejorar la representación política.

5. Asimismo, este intento de reforma política tampoco debe quedarse en una ingeniería parcial que traduzca mejor los votos en escaños, sino ocuparse primero de que todos los peruanos, más allá de su origen social o color político, sean capaces de establecer sus reclamos, inscribir un nuevo partido o renovar alguno existente. Un sistema abierto al que entren nuevas opciones y salgan las que pierdan el apoyo popular es la mejor garantía para el funcionamiento de la democracia.

6. Abrir el sistema político es el primer paso para cambiar la constelación de poder existente, generando mejores condiciones para que la futura organización del poder sea social y políticamente democrática. Esta es la mejor lección que podemos sacar de esta hora aciaga. Ojalá que la república encuentre ciudadanos con el coraje y la transparencia necesarios para llevar esto adelante.

 

Lima, enero 2019

 

 

 

 

Youtube

Canal de Youtube Facultad de Ciencias Sociales

Multimedia

Siguenos en:

Descargas